domingo, febrero 26, 2006

La Verdad y la Vida

Envidio a los yanquis. Ellos no tienen Ministerio ni Consejería de Cultura. Por lo tanto, son más peligrosos. Unos jóvenes airados están presionando a las autoridades pertinentes para que se difunda y explique en los colegios norteamericanos la Teoría de la Creación del Mundo por parte del Señor de los Fideos, un ente superior cuyo cuerpo está formado por filamentos de este tipo de pasta. El movimiento pastafari se ha defendido de las persecuciones a que se ve sometida su fe, la “First United Church of the Flying Spaghetti Monster”, y se han topado con la extraña resistencia y una incomprensible falta de colaboración por parte de sus hermanas cristianas. Su profeta, Bobby Henderson, tocado por “el apéndice tallarinesco del Señor”, solo quiere que se conozca Su Verdad Revelada y que se abra un camino humano y humanista junto a la destemplada senda darviniana. Añado yo que me parece especialmente acertada por su carácter comercial la alusión a las raíces míticas del universo italoamericano. Imaginen a Dios con cuerpo de pringá de berzas o cocido maragato. Auto Sacramental en un solo acto. (Se levanta el telón. Aparece una cara en éxtasis carmelita. Susurra): -Ummm, pomodoro… Jairo Montero. La imagen está tomada de www.venganza.org.

2 Comments:

At 2/27/2006 12:10:00 a. m., Blogger Francisco Herrera said...

Yo siento discrepar con usted, don Jairo, pero a mí me parece más peligroso tener algún que otro ministerio de cultura. Imaginemos todos a Carmencita Calvo marcándose unas sevillanas con el Flying Spaghetti en la feria de abril. Qué Gólgota.

 
At 2/27/2006 04:16:00 p. m., Anonymous Jairo said...

Estoy pensando en la adaptación al solar patrio. Le veo muchas posibilidades al papelón de pescao frito gaditano por su condición de Uno y Muchos y por sus connotaciones respecto a la predestinación y el libre albedrío (croqueta, choco, cazón). La mano elige a ciegas.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home